Buscando desguaces por Barcelona

tudesguace -IMAGEN_03

Entre los fenómenos relacionados con los desguaces de los últimos tiempos, es lo que podemos llamar turismo de desguace. Un término que, obviamente, no es bien conocido mas que en el argot sí loes. Y mucho. Una idea que, como te puedes imaginar, trata de expresar lo que ocurre cuando, por servirnos de un ejemplo, un desguace en barcelona no tiene una pieza que necesito y, al tiempo, sabes de la existencia de otro en otra provincia aun que maneja unos costos verdaderamente competitivos. En otras, palabras, de la misma forma que para cualquier artículo, sea del tipo que sea, existen provincias más económicas que otras al punto de compensar a nivel económico hablando el hecho de desplazarte, con los desguaces sucede algo muy semejante.

Mas pongamos un caso real que me sucedió a mi mismo no hace más de tres meses cuando, debido a un desatiendo grave, me vi en la situación de tener que substituir dos de las cuatro puertas de mi vehículo. Puesto que bien, una vez asimilé que la inversión de dinero que debía hacer no aceptaba ninguna clase de discusión y tras revisar que los costes del fabricante de dos puertas plenamente nuevas, eran poco menos que prohibitivos, me resolví a recorrer por la red diferentes foros de discusión relacionados con el tema.

Fue tal como me encontré con un desguace, no afirmaré la provincia para no hacer propaganda de ningún sitio concretamente y no herir susceptibilidades, en el que esa puerta estaba un setenta por ciento más rebajada que el costo original. Conque, cogí lapicero y papel y empecé a echar cuentas y teniendo presente el desplazamiento y el alquiler de un vehículo apropiado para su transporte aun tenía un margen de rebaja de un cincuenta por ciento. Y todo ello por dedicar quince minutos de mi tiempo a ver diferentes posibilidades en la red de redes.

Con esto se llega a una conclusión clarísima que no es otra que los desguaces, por lo menos hoy, son aun capaces de ofrecer productos de calidad a un coste tan bajo que puede aun compensar el hecho de tener que desplazarse hasta ese sitio específico en el que se halla. Y todo ello, evidentemente, con la garantía bajo el brazo de forma que, si tenemos cualquier inconveniente con las piezas en cuestión, podemos estar completamente sosegados. Una forma asimismo de derruir ciertos mitos sobre estos lugares que tan esenciales son para la sociedad y el campo del vehículo.

Comments are closed.