El café para tomar aquí o para llevar

Para los más nostálgicos no hay como tomar un café en un bar, y mejor si ese café de siempre, que tantas anécdotas e historias con tus seres queridos guarda.

Sin embargo, nos encontramos dentro de un contexto social y económico donde el tiempo es oro o donde la cartera ya no está tan bollante como antes, y los hábitos comienzan a mutar. Y esto es lo que está ocurriendo actualmente con el café para llevar.

Este tipo de café  suma cada vez más adeptos, y aunque los empleados y los dueños de las cafeterías de España destacan que aún no pueden compararse en cantidad con aquellos clientes que todavía se quedan a disfrutar de su café en la cafetería, la tendencia de llevarse el café para tomarlo en el camino o en los lugares de trabajo está en alza.

El auge de esta nueva tendencia a tomar el café lejos de la cafetería obedece a los dos motivos que hemos citado: Por un lado es más barato que tomártelo en el local; y por otro, son muchos los clientes que no tienen tiempo para acomodarse y disfrutar de unos pocos minutos con los compañeros.

Para colmo, la presencia de franquicias como Starbucks, o McDonalds que ha incorporado el servicio de desayuno a su oferta de negocio, ayudan a fomentar que cada vez sea más frecuente el hecho de ver a personas tomando su café mientras camina. Además, estas franquicias, casualmente siempre se encuentran en zonas transitadas y con actividad laboral.

El hábito del café para llevar viene creciendo año tras año, y ya podemos decir que se trata de una tendencia que se ha instalado perfectamente, ya que quienes lo piden de esa manera, lo hacen para llevarlo a su trabajo y para compartirlo. Nos encontramos con un cliente que prefiere la practicidad del servicio, a la gratitud de disfrutar de un buen café mientras lee la prensa.

Y tampoco hace falta irse a cualquier gran barriada de una gran urbe para comprobar este hábito cada vez más frecuente. Sin ir más lejos, cualquier empresa del mundo, por remoto emplazamiento cuenta con máquinas expendedoras de café. Máquinas que por un precio todavía más asequible que los cafés para llevar, son para algunos trabajadores imprescindibles para hacer sus mañanas (y tardes…) laborales más llevaderas.

El papel de los vasos térmicos para café

Aunque nos gustaría recalcar que no tiene nada que ver un café para llevar (Es el mismo café que puedes tomar en la cafetería pero en otro envase) con un café de máquina expendedora, si es cierto que en ambos casos, el envase es primordial, pues si el recipiente no es capaz de mantener caliente el café no sirve absolutamente de nada

De ahí radica la importancia de no contar solamente con un buen proveedor de café, sino de envases térmicos (Los vasos térmicos de plasticomania.com son capaces de hacer que el sabor del café no se desmerezca). Además, no podemos confiar en cualquiera como proveedor de vasos térmicos, pues es un producto que está en contacto directo con la bebida y dependiendo de su proceso de fabricación y de los materiales empleados puede que no solamente influya en el sabor del café, sino también en la salud del consumidor.

 

 

Comments are closed.