NAVIDADES FELICES E INTERCONECTADAS

Las navidades son cada vez más tecnológicas: los regalos más demandados son ordenadores, televisores o smartphones. En una época de nativos digitales, las grandes empresas necesitan mantener una gran oferta que satisfaga las necesidades de los consumidores: aquí entra en juego el poder de la mediación.

En una época del año donde aumenta el consumo y la demanda de productos electrónicos, las empresas temen quedarse sin existencias y no poder satisfacer las necesidades de los usuarios.

Una época de gasto

Navidad es sinónimo de consumo: junto a las rebajas, es una de las grandes épocas doradas de los comerciantes. Sectores como la juguetería engloba el 80% de sus ventas en esta época. Satisfacer al cliente es clave: grandes almacenes y tiendas especializadas realizan su mayor volumen de ventas en estas fechas.

Es una fecha clave para la tecnología: los consumidores demandan cada vez más nuevos smartphones u ordenadores. Las novedades tecnológicas, junto a una oferta y precio ajustados justifica la demanda de los regalos tecnológicos en Navidad.

En una época de nativos digitales, la tecnología es la gran triunfadora: es la época para renovar nuestros ordenadores y smartphones.

Satisfacer la demanda

En una época de crisis económica, Navidad se convierte en una luz de esperanza para los comerciantes: vender productos que se quedarían en stock, sacar nuevos productos a la venta, ampliar el mercado…

Es la oportunidad para muchos comercios para salir adelante y un termómetro que indica la salud de su negocio. Para la tecnología, es una fecha señalada en el calendario, ya que concentra el mayor número de ventas de todo el año y no pueden fallar.

Quedarse sin existencias no es una opción: sería el error más grande que podrían cometer. La planificación es importante y siempre es bueno tener un stock de productos en el almacén.

Por otra parte, las empresas de distribución hacen su agosto: son las más beneficiadas en esta época de consumo y ayudan, también, a los comercios y grandes almacenes a satisfacer las necesidades de los consumidores.

Un consumidor feliz 

Mantener una opinión favorable de una empresa es fundamental para su supervivencia: las navidades son un buen termómetro para evaluar la salud de un negocio. Satisfacer la demanda de los consumidores en estas fechas pude vacunarnos para épocas de menor consumo.

La tecnología se ha convertido en una herramienta que mide nuestra felicidad: en un mundo de nativos digitales, es el mejor indicador de la alegría de una persona gracias a las redes sociales y a un mundo cada vez más interconectado.

DANIEL FERNÁNDEZ ABELLA

Comments are closed.